Saltar al contenido

Los MONSTRUOS MARINOS más impresionantes del mar

Monstruosmarinos.com es un blog destinado a dar a conocer a los monstruos marinos que habitan en las profundidades del océano.  Aquí descubrirás los animales marinos más grandes y temibles que existen, si es que todavía existen.

Tipos de monstruos marinos

En este listado podrás encontrar las criaturas más grandes y tipos de peces marinos del océano. Haz clic en el nombre o en la foto del monstruo marino para más información.

Imágenes de peces y monstruos marinos

¡Bienvenido a la mejor lista de fotos de monstruos y peces marinos gigantes más bonitos y extraños del mundo!

Haz clic en la imagen para verla en alta resolución:

¿Qué son los monstruos marinos?

Es posible calificar como “monstruo marino” aquella criatura marina real  de aspecto temible, por ejemplo, una ballena, un calamar gigante o un pez de la fauna abisal. Pero ante todo los monstruos marinos forman parte del imaginario colectivo, y muchos no son reales. Históricamente, las creencias de la existencia de monstruos marinos, en parte, están ligadas al surgimiento de la biología marina que estudia los organismos marinos, y sus progresos científicos han permitido separar las especies reales de las ficticias, como las serpientes de mar, las sirenas o las ondinas.

Pero el estudio de los monstruos marinos no se centra solamente en la problemática de la realidad de su existencia.  Disciplinas como la antropología, la mitología o la mitología comparada  (ciencia que estudia la mitología de varios pueblos a la vez), buscan reubicar a estas criaturas en el imaginario colectivo e intentan comprender qué rol juegan dentro de la cultura de una comunidad en una época específica.

Por otra parte, también existe la criptozoología, una pseudociencia muy cuestionada que se concentra en el problema de la existencia o no existencia de animales cuya realidad no está asegurada, y entre ellos, muchos monstruos marinos, como el famoso monstruo del Lago Ness.

¿Qué monstruos marinos reales existen?

El 71%  de la superficie de nuestro planeta está compuesta por agua del mar. Océanos que se pueden escuchar hasta varios kilómetros de profundidad y de los que el hombre no ha podido explorar más que un 10%.
Visto que todavía quedan tantas cosas por descubrir, a lo mejor existen criaturas impresionantes que no podemos ni imaginar.

Algunos de los monstruos marinos reales de los que sí podemos estar seguros que existen, son los siguientes:

  • Ballena azul: es uno de los animales más grandes conocidos, tanto en la tierra como en el mar. Miden alrededor de 30 metros de longitud y pesan 180 toneladas. Se alimentan exclusivamente de krill (conjunto de crustáceos marinos de varias especies que forman parte del plancton) y pueden engullir hasta 40 toneladas al día.
  • El calamar gigante: durante mucho tiempo estuvo considerado una leyenda, los científicos, finalmente han podido observar y filmar un calamar gigante a principios del año 2013. El espécimen más grande encontrado medía 18 metros de longitud y pesaba casi una tonelada.
  • Rorcual común: es el segundo animal más grande del mundo, después de la ballena azul. Mide 20 metro de longitud y es el animal más ruidoso del mundo. Actualmente se encuentra en peligro de extinción, con tan sólo 3000 ejemplares conocidos.
  • Elefante del mar austral: de todos sus parientes cercanos, el elefante del mar austral es el más grande. Hay que decir que esta bestia puede llegar a pesar hasta 4 toneladas y medir 6 metros de longitud.
  • Tiburón blanco: es el terror de los océanos. Feroz, este tiburón es muy abundante, mide 6 metros de longitud para sus 3 toneladas. Es un auténtico sprinter dentro de los océanos, dentro del agua puede acelerar a una velocidad de 56km/h.

¿Dónde viven los monstruos marinos?

Esto dependerá de qué animal  acuático hablemos. Si son grandes mamíferos como las morsas o leones marinos, estos se desplazan por el agua para alimentarse y realizar otras actividades pero también pasan parte de su vida en la tierra.

Por otro lado, otros monstruos marinos como los tiburones, viven en todos los mares del planeta. Las grandes especies como el tiburón ballena o el tiburón peregrino, viven en medio de los océanos. Como también es el caso de especies muy rápidas, peces depredadores, como el tiburón mako.

Monstruos marinos mitológicos

Criaturas extrañas  o simplemente animales sorprendentes, los monstruos marinos fascinan desde siempre al ser humano.

Desde hace tiempo, los navegadores han estado convencidos de que en el océano reinaba el diablo. Donde vivían bestias espantosas con ansias de carne humana y  que destruían navíos: sirenas, ballenas, serpientes de mar o tiburones gigantes son algunas de estas bestias de la mitología marina.

  • El monstruo del Lago Ness: comúnmente llamado Nessi, este animal acuático viviría supuestamente en el Lago Ness, un lago de agua dulce de Escocia. Es a menudo descrito como una serpiente de mar o un dinosaurio plesiosaurio.
    A pesar de que varios bañistas, desde hace siglos,  han afirmado ver a este animal en el lago, no existe ninguna prueba concluyente de su existencia.
  • El Kraken: criatura extraída de la mitología escandinava, el Kraken es un monstruo de una talla extraordinaria, dotado de grandes tentáculos. Es capaz de agarrar un navío para hacerle volcar y devorar a los marinos a bordo. Parece que su leyenda se sostiene gracias a la observación de calamares gigantes reales, que pueden alcanzar hasta los 20 metros. Estas criaturas viven normalmente en las grandes profundidades, pero algunos especímenes han sido vistos en las superficies.
  • La sirena: es una criatura de la mitología híbrida. Mitad mujer, mitad pescado en la mitología nórdica, mientras que en la mitología griega están definidas como criaturas mitad mujer mitad pájaro. Según la leyenda sus cantos atraían a los marineros hacia los arrecifes, para después devorarlos.

Los grandes animales marinos en peligro de extinción por el hombre

Un nuevo estudio americano demuestra que cuanto más grande son los animales marinos más rápido desaparecen a causa de la pesca y de la consumición de estas especies.

Jamás el planeta ha perdido sus especies animales tan rápido desde la última extinción en masa de los dinosaurios hace 66 millones de años. Mientras que la tasa media de extinción actual se sitúa entre 100 y 1000 veces superior a lo que situaría la tasa media natural., un nuevo informe de la universidad de Stanford demuestra, que en los océanos, el hombre continúa siendo el principal responsable de sus desapariciones.

Para llegar a estos resultados, los autores de este estudio americano, publicado el 14 de Septiembre en la revista Science, han observado la evolución de la biodiversidad marina en el curso de seis extinciones en masa de la historia. Así, han estudiado la conexión entre la amenaza de extinción y ciertas características biológicas –como la talla de los animales – en dos de los principales grupos de animales marinos, los moluscos y los vertebrados.

Efectivamente, sus resultados muestran que el océano moderno ve sus grandes animales desaparecer a un ritmo mucho más elevado que las pequeñas especies. “Hemos descubierto que el peligro de extinción que pesa sobre las especies marinas está extrañamente ligada a su talla, explica Jonathan Payne, paleobiólogo en la Universidad de Stanford y coautor del estudio. Algo que no ocurría en el pasado.

Según los investigadores, es la primera vez en la historia de la tierra que es observado este fenómeno.  Durante las cinco precedentes extinciones, las desapariciones no eran selectivas. “ Si esta extinción estuviera únicamente ligada a un cambio climático, se hubiera observado el fenómeno de selección en el pasado, cuando  las temperaturas eran mucho más elevadas que hoy en día, lo que no es el caso, explica Noel Heim.  Por tanto, la única razón posible de esta selección  es la explotación del sistema marino hecha por el hombre y la pesca masiva.

Efectivamente, los animales puestos en el punto de mira de la pesca son generalmente especies con un fuerte potencial nutritivo y por tanto, los animales más grandes. Los grandes animales como el tiburón blanco, la ballena azul o el atún rojo son frecuentemente  pescados.

Hoy en día, las predicciones estiman que del 24% al 40% de los vertebrados marinos van a desaparecer durante la extinción en masa que se está produciendo.
Sin embargo, según los investigadores, estas desapariciones no tendrán los mismos efectos que las precedentes extinciones.  “ Una parte selectiva de las especies no tiene las mismas consecuencias ecológicas que una extinción repartida en el conjunto de un ecosistema”, explica Jonathan Payne. En efecto, los animales más grandes son indispensables en el ecosistema. Normalmente se encuentran en la cima de la cadena alimenticia y su importancia en el ciclo de nutrición, y la transmisión de elementos nutritivos entre los diferentes ambientes marinos tiene una importancia vital.